Extracción pediátrica

En División Bioquímica generamos un ambiente especial para que el niño se sienta protegido y contenido frente a este tipo de prácticas y pueda recordarlo como una experiencia positiva.

El personal está especialmente entrenado para la atención de bebés y niños , así como también capacitado para una correcta extracción de sangre.

Durante la extracción

La colaboración de los padres es fundamental porque al niño hay que contenerlo afectivamente para minimizar el miedo que pueda tener al momento de la extracción, y también fisicamente, para facilitar la toma de la muestra y la tarea del técnico extraccionista.Toda situación relacionada con los profesionales de la salud implica una experiencia inédita para un niño, que seguramente se repetirá a lo largo de su vida. Por eso es importante que el niño se sienta protegido y contenido frente a este tipo de prácticas y pueda atesorar estas experiencias de manera positiva.

Además de la preparación previa que corresponde a su análisis, como mamá o papá podes realizar acciones para ayudarlo a prepararse para la extracción de sangre y disminuir sus temores: lo que vaya a sucederle no debe ser conflictivo sino todo lo contrario, ni para vos ni para el niño.. Los métodos que utilices para lograrlo dependerán de la edad y del temperamento del chico.

Por lo general, es mejor decirle por adelantado al niño que le van a sacar sangre. Cuando el niño sabe de qué se trata, es probable que se sienta menos preocupado por lo que va a suceder. Algunos padres creen que el niño se va a preocupar demasiado si le avisan con mucha antelación. En la mayoría de los casos es buena idea decirles un día o dos, antes de ir al laboratorio

Explicale que sucederá

· Antes de la extracción, le colocarán una banda ajustable alrededor del brazo. Va a estar ajustada, como si alguien le estuviera apretando un poquito el brazo.

· El técnico extraccionista le va a limpiar una pequeña porción de piel en el brazo, y en ese lugar va a sentir frío.

· Va a poner la aguja en el brazo y la sangre va a entrar a través de la aguja. Puede sentir un pellizco o pinchazo, puede que le duela un poco, o que no sienta nada.

· Una vez que le hayan extraído un poco de sangre, retirarán la aguja y le colocarán una curita en el lugar donde estuvo la aguja. Después de un rato, la podrá retirar y verá apenas un puntito colorado.

Abrir chat