Dengue

El Dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti.

Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona infectada por dengue, este se replica en el mosquito y luego de 8 a 12 días se vuelve infectivo, transmitiendo el virus a través de la picadura a otras personas.

Diferencia entre el mosquito común y el Dengue

Muchas personas confunden los mosquitos normales con los transmisores del Dengue.

Las diferencias son:

  • El mosquito del Dengue y el mosquito común son de diferentes familias. Mientras que el primero es el Aedes aegypti, al segundo se lo conoce como Culex quinquefasciatus.
  • Es posible identificarlos ya que los colores son diferentes. El mosquito común tiene una coloración marrón uniforme y el Aedes aegypti posee un cuerpo negro con rayas blancas.
  • El vuelo de ambos también son diferentes. Mientras que el mosquito común tiene un vuelo más lento y ruidoso (generando un zumbido), el Aedes aegypti es más rápido y silencioso.
  • Otra diferencia está en la picadura. Los zancudos más conocidos dejan una pequeña roncha rojiza que causa picazón. El mosquito del dengue no deja marcas y no causa picazón.
  • Ambos ponen huevos en agua estancada, pero el mosquito del dengue prefiere agua limpia y pone los huevos en varios lugares individualmente. Por otro lado, el mosquito común pone sus huevos juntos, en forma de balsa, en agua sucia y contaminada.

Vale recordar que el Aedes aegypti también es el transmisor de la Fiebre Chikungunya, la Fiebre Amarilla y el virus Zica.

Síntomas

Es posible que cuando se presenten los síntomas se los confunda con otras enfermedades, como la gripe. Suelen comenzar de 4 a 10 días después de la picadura de un mosquito infectado:

¿Cuál es el tratamiento?

Según el Ministerio de Salud de la Nación, no hay vacuna ni tratamiento específico para el Dengue. Por ello, el tratamiento es fundamentalmente sintomático.

Ante estos síntomas consulte a su médico para realizar el análisis de detección de la enfermedad y tener el tratamiento adecuado.

¿Cómo prevenirlo?
  • Eliminando todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).
  • Dando vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve.
  • Cambiando el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa.
  • Recordá frotar las paredes de los recipientes con una esponja o cepillo a fin de desprender los huevos del mosquito que puedan estar adheridos.
  • Manteniendo los patios y jardines limpios, ordenados y desmalezados.
  • Limpiando canaletas y desagües de lluvia de los techos.
  • Tapando los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.
  • Vertiendo agua hirviendo en las rejillas y colocándoles tela mosquitera.
  • Usar siempre repelentes, siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del envase.
  • Utilizar ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre.
  • Colocar mosquiteros en puertas y ventanas, y cuando sea posible usar ventiladores o aire acondicionado en las habitaciones.
  • Proteger cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.
  • Utilizar repelentes ambientales como tabletas y espirales.