Hemofilia

La Hemofilia, es un trastorno hemorrágico hereditario en el cual la sangre no coagula de manera adecuada. Esto puede causar hemorragias tanto espontáneas, como después de una operación o de tener una lesión.

SIGNOS Y SÍNTOMAS
• Sangrado excesivo sin causa aparente por cortes, lesiones, después de una cirugía o procedimiento.
• Muchos moretones grandes y profundos.
• Sangrado inusual después de las vacunas.
• Dolor, hinchazón u opresión en las articulaciones.
• Sangre en la orina o en las heces.
• Sangrado nasal sin causa conocida.
• En los bebés, irritabilidad sin causa aparente.
CAUSAS
Cuando una persona sangra, el cuerpo normalmente reúne células sanguíneas para formar un coágulo a fin de detener el sangrado. La hemofilia sucede cuando falta un factor de coagulación o cuando sus niveles son bajos.
 

Hemofilia congénita
La hemofilia suele ser hereditaria, lo que significa que una persona nace con el trastorno.

Hemofilia adquirida
Algunas personas desarrollan la hemofilia sin antecedentes familiares del trastorno. 

La hemofilia adquirida es una variedad de la afección que se produce cuando el sistema inmunitario de una persona ataca los factores de coagulación en la sangre. Puede asociarse conel embarazo, afecciones autoinmunitarias, cáncer. esclerosis múltiple o reacciones a medicamentos.

FACTOR DE RIESGO

El mayor factor de riesgo de la hemofilia es tener familiares que también padezcan el trastorno. Las mujeres son mucho más propensas que los hombres a padecer hemofilia.

COMPLICACIONES

Sangrado interno profundo. El sangrado que se produce en la parte profunda del músculo puede hacer que las extremidades se hinchen. La hinchazón puede presionar los nervios y provocar entumecimiento o dolor. 

Sangrado en la garganta o el cuello. Esto puede afectar la capacidad de una persona de respirar.

Daño en las articulaciones. El sangrado interno puede ejercer presión en las articulaciones y provocar dolor intenso. El sangrado interno frecuente sin tratar puede provocar artritis.

Reacción adversa al tratamiento con factores de coagulación. En algunas personas con hemofilia grave, el sistema inmunitario tiene una reacción negativa a los factores de coagulación que se utilizan para tratar el sangrado. Cuando esto ocurre, el sistema inmunitario elabora proteínas que evitan que los factores de coagulación actúen, lo que hace que el tratamiento sea menos eficaz.

DIAGNÓSTICO

Los casos graves de hemofilia suelen diagnosticarse en el primer año de vida.

Las formas leves pueden no ser aparentes hasta la edad adulta. Algunas personas se enteran de que tienen hemofilia después de sangrar excesivamente durante un procedimiento quirúrgico.

Los análisis del factor de coagulación pueden revelar una deficiencia de dicho factor y determinar el nivel de gravedad de la hemofilia.

TRATAMIENTO

El tratamiento principal de la hemofilia grave consiste en reemplazar el factor de coagulación que necesitas a través de una sonda que se coloca en una vena.

SI TENES SÍNTOMAS CONSULTÁ SIEMPRE CON TU MÉDICO PARA REALIZAR EL TRATAMIENTO ADECUADO.